SPECTRUM

SPECTRUM

Denuncia sobre la situación en el continente africano, esta vez no es por el hambre, ni la deuda externa, esta vez es una crítica medioambiental y sanitaria. Ya que en los últimos tiempos, estamos asistiendo a como África se está convirtiendo en el vertedero del primer mundo. Donde todo lo que ya no queremos (ropa, móviles, electrodomésticos, ordenadores…) es mandado al mal llamado tercer mundo.

Montañas enormes de basura tecnológica, que se convierten en poblados de chabolas, entre aguas estancadas, donde los jóvenes del lugar (muchas veces menores de edad) sobreviven quemando cables para extraer el cobre. Es la única manera que tienen de subsistir, es esto o morirse de hambre, aunque muchos de ellos saben que no van a vivir más de dos años, por el humo tóxico que aspiran de dicha actividad. 

Metales tóxicos, mosquitos, humos, óxido y aguas estacadas son el foco ideal de enfermedades mortales. África y sus gentes eran más felices fuera de la influencia del primer mundo. Permitiendo que entren productos desfasados, de tecnología y otros productos de nuestro mundo, y evitando que se puedan vender, ni prosperar sus productos autóctonos, impidiendo así su desarrollo como país, retrasando su progreso, manteniendo un perfil de sociedad muy bajo, siempre a la merced del primer mundo, y proporcionando una multitud de mano de obra barato, casi a precio de semi-esclavismo.