LIBERTY #PANDEMIC

LIBERTY

We the people…

Poco me pensaba yo cuando creaba esta obra que se iba a liar en Estados Unidos la que se ha liado con el movimiento #blacklivesmatter. En realidad quería tratar sobre el tema de que la violencia solo puede ser propiedad del estado. Nosotros, el pueblo, tenemos toda clase de violencia prohibida, pero ellos, a través de la policía pueden dar palizas o pegarte un tiro sin que les pase nada. Siempre he estado a favor del desarme de los civiles, se reducen muchos accidentes y se reduce la criminalidad, pero… cuando piensas un poco, unos civiles desarmados ya no se pueden revelar contra la tiranía de sus gobernantes. Ya no se pueden formar guerras civiles.

Entonces llega el fatal momento en que matan a George Floyd, y en algunos estados (normalmente gobernados por los Demócratas) se permite total libertad a un movimiento organizado y financiado como es el «Antifa», todo esto ante la mirada pasiva de la policía, se les permite hacer pintadas, se preparan ladrillos para arrojar, se les permite saquear tiendas… y la policía se pone de rodillas ante ellos y les besan los pies. En definitiva se trata de traer el caos y el desorden a las calles de manera totalmente gratuita.

Ya son muchos afro-americanos los que denuncian y se encaran a los alborotadores (en su gran mayoría blancos, pagados y de otros estados o incluso extranjeros). Los propios afro-americanos denuncian que…

  • Los negros no están reprimidos, que tienen libertad.
  • Que ya no existe la esclavitud.
  • Que muchos negros mueren a manos de otros iguales y nadie dice nunca nada.
  • Que esto ha sido solo un problema de la policía de una localidad y que se ha extendido por todo el mundo.
  • Que ha muerto una persona a manos de la policía, da igual el color, que no se puede consentir de ninguna manera, pero los primeros que hacen racismo son los que comentan «Policía mata a negro».

También denuncian temas como los saqueos, incluso en negocios locales de personas de color, que han tardado toda su vida y poniendo todos sus ahorros en construirlo y que han sido destruidos en un instante. Han tenido que sacar sus propias armas para defenderse de los ataques ya que la policía solo sabe ponerse de rodillas ante los criminales.

Piensa un poco por ti mismo, hay que desmarcarse de etiquetas, movimientos, modas y #hastags pasajeros, inventados y manipulados. Una protesta civil NUNCA PUEDE ESTAR FINANCIADA NI ORGANIZADA.